La opinión de Claudio

Toda opinión manifiesta su inherente reflexión

Hay gente que dice ser sensible a las ondas electromagnéticas emitidas por los aparatos y que estas ondas les enferman o crean problemas de salud.

Mi opinión como psicólogo es que esta “sensibilidad” o “enfermedad” es falsa. ¿Por qué? Porque lo más seguro es que esas personas tengan un miedo atroz a lo que supuestamente puedan provocar las ondas electromagnéticas por una creencia fuerte de que estas ondas son perjudiciales sobre la salud. Por tanto, los problemas de salud que estas personas dicen tener seguramente sea de tipo psicosomático, provocados por sus miedos y creencias.

Por otra parte, si las ondas electromagnéticas fueran perjudiciales para la salud estaríamos todos enfermos ¿No crees? Es más, ¿se han hecho estudios con estas personas para descartar la autosugestión? Se me ocurre que se puede coger a un sujeto, vendarle los ojos y dar un paseo con el por una zona sin antenas ni aparatos que emitan ondas electromagnéticas. Luego, sin que el sujeto lo sepa, se le podría acercar a una zona con alguna antena o acercarle algún aparato y esperar a ver que pasa. Seguramente el sujeto al no saber de la cercanía de alguna antena se mantendría tranquilo pero si le dices que está recibiendo ondas electromagnéticas se pondría en tensión.

En fin, para los que no lo sepan, las enfermedades psicosomáticas existen. Los medios de comunicación deberían tener esto en cuanta antes de difundir el testimonio de gente que enferma por las ondas electromagnéticas, porque el teleespectador que no conozca sobre la psicosomática creerá que efectivamente las ondas electromágneticas son perjudiciales para la salud.

Nota final: sospecho que los sujetos con creencias sobre que las ondas electromagnéticas son negativas para la salud creen a pies juntillas alguna teoría conspiranoica o movimiento de desinformación. Ahí lo dejo ;)

#Salud #Psicosomática

“A diferencia de las máquinas, cuyas funciones gobernantes son insertadas por diseñadores humanos, los organismos se gobiernan a sí mismos” – Extraído de una noticia de la BBC -

y por eso si nos convertimos en cyborgs con actualizaciones de sistemas, reposiciones de piezas, etc., dejaremos de poder autogobernarnos y perderemos la última de nuestras libertades.

#transhumanismo #cyborg #vida #libertad

Socialmente estamos presionados para obsesionarnos, temer y amar la competitividad. La competitividad es tensión. La competitividad es innecesaria porque realmente sólo se va a necesitar de verdad, en plan o compito o me lo quitan, en muy contadas ocasiones. Lo que nos proyectan es que la competitividad, es decir la posibilidad de que nos quiten lo que hemos conseguido o sobre todo lo que vamos a conseguir, estando en juego nuestra propia persona, es permanente y continua. Lo que es bueno, realmente bueno es la colaboración. Con la colaboración no te agotas, te revitalizas, te suma, te aporta, sumas fuerzas, no restas. La competitividad no es necesaria, la colaboración sí y es saludable, al contrario que la competitividad, que es tóxica incluso para el sistema inmune por la tensión, odio, miedo y otras emociones generadas a raíz de ella. La colaboración es vitalidad y es disfrutar. La competitividad continuada es sufrimiento.

Nos han metido el miedo a compartir abierta y naturalmente con los demás por miedo a perderlo todo y que nos ganen “ventaja” (qué absurdo). Cuando colaboro me siento bien y los demás también. Cuando colaboro todos ganamos y nadie perdemos. Con la competitividad sólo “gana” (qué obsceno) el debilitado.

La competitividad es ganar-perder y sufrir ambas partes que están en conflicto así como perpetuar el conflicto. Colaborar es sumar e incluso multiplicar en positivo en diferentes medidas; nunca restar.

La competitividad es perversa.

#competitividad #colaboración

Si, hablo de informalidad porque la falta ortográfica de sólo poner el signo de interrogación o exclamación al final está ampliamente aceptado. Esto implica que el idioma escrito está cambiando (como siempre lo hace). A mis ojos, el motivo de este cambio es ni más ni menos que el teclado de android/ios de los móviles. Es absurdo lo sé, pero es así. La mayoría de las personas no saben que existen teclas debajo de las teclas, así que piensan que sólo está un signo de interrogación y exclamación. Otras personas si lo saben pero simplemente pasan, por pura comodidad, de poner ambos.

Volvamos al título del artículo y tema principal de este escrito. En el ámbito académico (hablo del universitario aunque incluyo todos los niveles) se ha de escribir bien, sin cometer faltas ortográficas y se ha de buscar siempre alcanzar cierta calidad en todo lo que se haga. Me parece mal y un error, que los docentes incorporen a sus apuntes, escritos, artículos, etc., que dan a sus alumnos esta falta ortográfica. Considero que se ha de mantener el rigor y la excelencia, al menos en cierta cuantía, para liderar en conjunto un avance académico, científico, social y de ejemplo hacia los alumnos, otros profesionales y la sociedad en general acorde a lo esperado por las instituciones académicas, corazón de cualquier sociedad.

Como conclusión de mi opinión sobre el cambio que está experimentando el idioma, pienso que perder el primer signo de interrogación y exclamación, fuera y dentro del ámbito online empobrece el idioma castellano (español). Además opino que idealmente hablando, se debería tomar conciencia de la importancia y riqueza del idioma y cuidarlo y mimarlo así como estar alerta para que no se empobrezca.

Finalmente y un apunte totalmente aparte: Me parece curioso y algo preocupante, aunque al mismo tiempo natural y normal, cómo la tecnología puede modificar un idioma y hacer que este pierda o gane riqueza.

#ortografía #cambiosenelidioma

Soy psicólogo. En psicología hay muchas corrientes y por tanto muchas maneras de entender y ayudar a la persona en terapia. En estos momentos estoy reconciliándome conmigo mismo en cuanto a mi visión principal y por tanto aceptándola al mismo tiempo que la estoy integrando con la visión aparentemente más popular que es entender y ayudar al ser humano únicamente desde lo funcional y/o para que sea funcional. ¿Cuál es mi visión del ser humano? Entiendo al ser humano como un todo inseparable e irreducible (me refiero a la parte biológica, la psicológica, la emocional, la social y la espiritual) y como un ser sagrado (como el resto de los seres de la existencia) que busca ser feliz, estar bien, amar y ser amado, tener un sentido en la vida, transcender, divertirse y disfrutar de la vida y que merece el máximo de los respetos y el máximo de los cuidados realizados desde el amor. De hecho me gustaría citar a una profesora de universidad que dijo lo siguiente:

“Toda intervención terapéutica es un acto de amor. Y desde el amor siempre se va a poder ayudar a la persona” – Almudena, profesora del máster.

Además, tengo la certeza que el ser humano busca Ser el mismo para vivir y estar en armonía y plenitud y como decía alguien que no recuerdo:

“El cambio ocurre cuando el paciente se convierte en lo que es, no cuando trata de ser lo que no es”.

A lo que voy con todo esto es que no se puede entender al ser humano como un conjunto de síntomas que le impiden ser funcional y entenderlo como un conjunto de variables desde una visión únicamente molecular. El ser humano necesita realizarse más allá de tener o no síntomas. Necesita darle sentido a su vida. La psicología debe ayudar a la persona a conseguir esto aparte de que sea funcional y que tenga un comportamiento adaptativo. La psicología debe entender al ser humano de manera global, integral, trascendente y desde una visión macro y también micro.

Lo grave de buscar únicamente que el ser humano sea funcional es que hay, a mis ojos, un similitud implícita con ser productivo y eficiente y se alinea, bajo mi opinión, con la obsesión imperante en la sociedad con la productividad y la eficiencia en todos los ámbitos. Saliendo de la psicología para referirme a la sociedad occidental (quizás otras sociedades les pase lo mismo), esta obsesión con la productividad y la eficiencia hace que cada vez más entendamos el mundo y nos relacionemos con este como un conjunto de variables cuantificables y demostrables, haciendo que perdamos una visión global u holística del mismo para concentrarnos como miopes únicamente en la visión micro y volviéndonos intolerantes con la visión macro y simbólica, o dicho de otra manera, con todo lo que no sea productivo, eficiente, cuantificable y demostrable.

#puntosdevista #productividad #psicología

No hace mucho descubrí una revista diferente por su seriedad, veracidad y su variedad de temas apasionantes y bien escritos. Una revista para leer con detenimiento y sin prisas. La revista se llama T|E|LO|S, trata temas de tecnoética y es de publicación mensual o bimensual, no lo tengo claro. El caso es que la recomiendo, aparte de por ser interesantísimo todo lo que tratan y como lo abordan, por el mero placer de leer algo bien escrito.

REVISTA TELOS

La revista se puede encontrar en los quioscos o descargar gratuitamente en su propia web https://telos.fundaciontelefonica.com/

#revistaTELOS #recomendación

Sin respeto y amor propio no habrá transformación verdadera.

#Frase

La mayoría de los espacios de la ciudad de Madrid, como seguramente los de la mayoría de las ciudades, están destinados al consumo. Un porcentaje pequeño de los espacios de la ciudad están destinados a la cultura. Otro porcentaje, esta vez ínfimo y casi inexistente, de los espacios de la ciudad están destinados a la creación y la experimentación colaborativa o individualizada, artística, cultural y personal de los ciudadanos. El bailarín no puede bailar y descubrir fuera de su escuela o sitios especializados. El actor de teatro físico no puede experimentar y practicar fuera de donde habitualmente asiste a los talleres de teatro físico. Los constructores artísticos, los que crean performances, los músicos, los que buscan experimentar su sexualidad, etc. no tienen un espacio público disponible donde poder crear, practicar, crecer y/o colaborar con personas de su misma disciplina o de otras o inclusive con gente que busca descubrir y explorar ámbitos desconocidos. No lo tienen porque no existe.

Los espacios de trabajo abiertos al público que sí que existen son las bibliotecas, lugares para trabajar sentado, de manera individualizada y si tienen sala de trabajo, grupal pero sin alzar la voz. Esto refleja que a nivel social no cultivamos ni damos protagonismo ni estamos familiarizados con el arte en toda su amplitud. Nuestros movimientos en el día a día se limitan a dos posturas fundamental: sentado y de pie. Esto nos limita. Limita nuestra creatividad, nos vuelve rígidos mentalmente y no nos permite conocernos ni conocer nuestro abanico de posibilidades y mucho menos explorarlo.

Al no existir espacios públicos de creación, experimentación y exploración artística y personal, el florecimiento y manifestación de la diversidad humana se frena y limita por la falta de oportunidades para colaborar, compartir y establecer sinergias.

No conocemos nuestro cuerpo, pues apenas lo utilizamos. Trabajamos intelectualmente, nos comunicamos utilizando como única vía comunicativa la verbal, a pesar de existir muchas otras. No utilizamos nuestro cuerpo para expresarnos de manera consciente, apenas nos tocamos ni tampoco estimulamos todos los sentidos de manera activa en la comunicación, al menos no de manera consciente. Como consecuencia, no nos conocemos, ni a nosotros ni al otro, en totalidad. ¿Quienes somos? Lo sabemos pero aún queda por descubrir.

Si se habilitasen espacios públicos de creación, experimentación y exploración facilitaría a las personas experimentar una experiencia humana completa, es decir, facilitaría descubrir y explorar todas nuestras capacidades como humanos, como personas, como seres sintientes. Facilitaría que fuéramos felices más habitualmente, que nos sintiésemos pletóricos y contentos con nosotros mismos. Potenciaría las relaciones humanas con carácter humano, es decir, relaciones cálidas, amorosas, creativas, ricas, auténticas y de calidad. Facilitaría que disfrutáramos en el día a día.

Como conclusión, el arte es necesario. No sólo recibirlo, sino sobretodo experimentarlo, crearlo, ser participes, descubrirlo y vivirlo. El arte, o más bien la creatividad, debe ser considerado como una dimensión o área fundamental del ser humano, que al igual que las demás dimensiones o áreas fundamentales, debe ser cuidada, mimada y cultivada de manera saludable para que en conjunto con las otras dimensiones o áreas poder desarrollarnos en plenitud y ser felices.

#repensandolaciudad #cultura #creatividad #reflexión

Es un error que no tengamos espacios para expresar nuestro dolor. Yo ahora necesito llorar pero estoy en la biblioteca, no es un espacio íntimo que digamos. ¿Por qué no hay espacio para llorar? Tanto físico como social y emocional. Es decir, a parte del espacio físico, socialmente está mal visto llorar. Qué mierda, que error por nuestra parte el limitarnos expresarnos como necesitamos y sentimos.

#emociones

Las redes sociales son una herramienta. Permiten muchas cosas como conectar con los perfiles virtuales de tus amigos, difundir ideas o promocionar tu negocio entre otras opciones.

Tras esta breve introducción y antes de continuar, quisiera que respondieses a las siguientes preguntas:

  • ¿Las redes sociales sustituyen la red social personal?
  • ¿En tu vida a qué le dedicas más atención, a las redes sociales o a tu red social? ¿Te gustaría que fuera diferente?
  • Honestamente ¿Qué te aporta las redes sociales? ¿Te perjudican de algún modo?
  • ¿Consideras que eres adicto a las redes sociales?
  • ¿Cuánto tiempo dedicas diariamente a las redes sociales?

Te he realizado estas preguntas para que tomes conciencia sobre tu situación respecto a las redes sociales y sobre tus prioridades y valores. Si el uso intensivo o no intensivo de las redes sociales te genera algún tipo de malestar físico, psicológico o emocional te invito a que decidas cómo quieres que sea tu vida a partir de ahora respecto a esto y que tomes medidas para cambiar en la dirección deseada.

Presta atención a cómo te sientes al utilizar diariamente las redes sociales.

En relación a lo anterior, quisiera hacer eco de una noticia que me ha encantado y alegrado mucho sobre el aumento constante de adolescentes que dejan las redes sociales. Estos adolescentes se han dado cuenta de las dinámicas tóxicas que se generan en las redes sociales, la falsedad imperante del contenido de los perfiles, la presión a la que se ven sometidos, la falta o problemas de privacidad, el tiempo que gastan en ellas y el malestar que experimentan al utilizarlas.

Es cierto que abandonar las redes sociales puede ser algo drástico. Yo soy partidario de que cada uno reflexione y valore sobre el uso, beneficios y perjuicios y el tiempo gastado en estas, para después tomar la decisión sobre si compensa seguir en la misma tónica o, por el contrario, es mejor adecuar su uso en tiempo, calidad y fines (el para qué).

En el artículo del periódico antes presentado algunos adolescentes hacen referencia al malestar emocional que experimentan. Ellos no son los únicos usuarios de las redes sociales que sufren emocionalmente por usarlas. Sólo que hay que brujulear por Internet para encontrar un montón de noticias que muestran estudios científicos que han hayado correlaciones entre las redes sociales y ansiedad, depresión, tristeza, soledad y problemas de sueño entre otras consecuencias.

Cómo conclusión, las redes sociales son herramientas que pueden ser utilizadas positiva y adecuadamente o en exceso y negativamente. Es evidente que actualmente mucha gente es adicta a las redes sociales y que la exposición constante a imágenes de felicidad y bienestar utópico mellan nuestro bienestar psicológico y emocional. Es recomendable adecuar su uso y dar preferencia a las interacciones cara a cara. Finalmente, cada uno debe aprender a utilizar las redes sociales más allá de lo funcional y valorar personalmente si es necesario y compensa mantenerse en ellas.

#reflexión #redessociales