La opinión de Claudio

redessociales

Las redes sociales son una herramienta. Permiten muchas cosas como conectar con los perfiles virtuales de tus amigos, difundir ideas o promocionar tu negocio entre otras opciones.

Tras esta breve introducción y antes de continuar, quisiera que respondieses a las siguientes preguntas:

  • ¿Las redes sociales sustituyen la red social personal?
  • ¿En tu vida a qué le dedicas más atención, a las redes sociales o a tu red social? ¿Te gustaría que fuera diferente?
  • Honestamente ¿Qué te aporta las redes sociales? ¿Te perjudican de algún modo?
  • ¿Consideras que eres adicto a las redes sociales?
  • ¿Cuánto tiempo dedicas diariamente a las redes sociales?

Te he realizado estas preguntas para que tomes conciencia sobre tu situación respecto a las redes sociales y sobre tus prioridades y valores. Si el uso intensivo o no intensivo de las redes sociales te genera algún tipo de malestar físico, psicológico o emocional te invito a que decidas cómo quieres que sea tu vida a partir de ahora respecto a esto y que tomes medidas para cambiar en la dirección deseada.

Presta atención a cómo te sientes al utilizar diariamente las redes sociales.

En relación a lo anterior, quisiera hacer eco de una noticia que me ha encantado y alegrado mucho sobre el aumento constante de adolescentes que dejan las redes sociales. Estos adolescentes se han dado cuenta de las dinámicas tóxicas que se generan en las redes sociales, la falsedad imperante del contenido de los perfiles, la presión a la que se ven sometidos, la falta o problemas de privacidad, el tiempo que gastan en ellas y el malestar que experimentan al utilizarlas.

Es cierto que abandonar las redes sociales puede ser algo drástico. Yo soy partidario de que cada uno reflexione y valore sobre el uso, beneficios y perjuicios y el tiempo gastado en estas, para después tomar la decisión sobre si compensa seguir en la misma tónica o, por el contrario, es mejor adecuar su uso en tiempo, calidad y fines (el para qué).

En el artículo del periódico antes presentado algunos adolescentes hacen referencia al malestar emocional que experimentan. Ellos no son los únicos usuarios de las redes sociales que sufren emocionalmente por usarlas. Sólo que hay que brujulear por Internet para encontrar un montón de noticias que muestran estudios científicos que han hayado correlaciones entre las redes sociales y ansiedad, depresión, tristeza, soledad y problemas de sueño entre otras consecuencias.

Cómo conclusión, las redes sociales son herramientas que pueden ser utilizadas positiva y adecuadamente o en exceso y negativamente. Es evidente que actualmente mucha gente es adicta a las redes sociales y que la exposición constante a imágenes de felicidad y bienestar utópico mellan nuestro bienestar psicológico y emocional. Es recomendable adecuar su uso y dar preferencia a las interacciones cara a cara. Finalmente, cada uno debe aprender a utilizar las redes sociales más allá de lo funcional y valorar personalmente si es necesario y compensa mantenerse en ellas.

#reflexión #redessociales